Inicio  
  
  
   Afasia: cuando faltan las palabras
Buscar

Diccionario médico
  • Todas las definiciones
Servicios
  • Listas de boda
Trastornos del lenguaje
 
Tu nombre :
Tu e-mail * :
Nombre del destinatario :
E-mail del destinatario * :
Tu mensaje :
*campo obligatorio
¡Tu mensaje ha sido enviado!

Afasia: cuando las palabras faltan o pierden su sentido

Trastorno del lenguaje adquirido, la afasia aparece a raíz de una lesión cerebral (accidente vascular, traumatismo, tumor...) o una enfermedad neurodegenerativa. En España, de 150 000 a 300 000 personas estarían afectadas a diversos niveles.

Afasia: cuando faltan las palabras
© Thinkstock

La afasia provoca dificultades para entender, leer o escribir, que perturban la relación con los demás. Una reeducación ortofónica personalizada, intensiva y precoz disminuye los problemas y sus consecuencias. La implicación de la persona afectada y sus familiares es otro factor de éxito.

Afasia: un origen neurológico

Nicole Denni-Krichel, ortofonista y presidenta de la Federación Francesa de Ortofonistas (FNO) recuerda que la afasia puede definirse como un “trastorno del lenguaje consecuencia de una lesión cerebral”. Conlleva un problema de comunicación con dificultades de comprensión y de expresión, a nivel oral o a nivel escrito.

Las enfermedades vasculares cerebrales, especialmente los accidentes vasculares cerebrales (AVC), representan la causa más importante de afasia. Un cuarto de las personas afectadas por un AVC padecerán afasia, es decir, unas 30 000 personas cada año. En segundo lugar, encontramos los traumatismos craneoencefálicos que causan un 5% de las afasias. A continuación, aparecen los tumores cerebrales, incluidas las metástasis, las enfermedades neurodegenerativas (Alzheimer y similares, afasia primaria progresiva...) y algunas infecciones (abscesos, encefalitis...).

Afasia: manifestaciones variadas

Los síntomas de la afasia dependen del área cerebral afectada. Pueden ser imperceptibles o impedir totalmente la comunicación. El Dr. Jean-Dominique Journet, médico y presidente de la Federación Francesa de Afásicos (FNAF), no pronunció ni una palabra durante dos años a raíz de un AVC. "No tenía nada: ni expresión ni comprensión escrita u oral. Escuchaba ruidos, sonidos, me fijaba en los labios de los demás pero me era imposible entender una frase". También víctima de un AVC, Bernard Auchère, tesorero adjunto de la Federación francesa de AVC se expresaba con un lenguaje incompresible: “en mi cabeza, lo que decía tenía sentido pero las palabras que trasmitía no correspondían. Por ejemplo, decía sistemáticamente "calcetines" para hablar de los ingresos de mi empresa”.

Nicole Denni-Krichel comenta: "algunas personas producen estereotipos verbales, es decir, repiten indefinidamente la misma palabra o el mismo sonido; otras no ordenan correctamente las letras o las palabras; otras no encuentran las palabras y utilizan sinónimos o paráfrasis como por ejemplo el hombre que corta el pelo para referirse al peluquero. Cuando la articulación de los sonidos es problemática se habla de disartria. La afasia afecta también a la lectura y la escritura. A veces no existe ningún problema en el lenguaje oral sino en el momento de transcribir los pensamientos por escrito o leer en voz alta".

Afasia: repercusiones psicológicas importantes

"Cuando volví a hablar, mi voz se había vuelto mucho más aguda y muy monótona, recuerda el Dr. Journet. En aquella época, buscaba mis palabras, decía cuando pensaba no... A raíz del AVC, también tuve problemas de equilibrio. En la calle, la gente me evitaba porque pensaban que estaba ebrio. Fueron momentos de mucho sufrimiento". La imposibilidad de hacerse entender, la mirada de los demás, la pérdida de empleo, la familia que da la espalda o la pareja que se rompe... La afasia severa suele llevar a las personas afectadas a un aislamiento social y a la depresión.

Sin embargo, si no existe un acompañamiento, incluso síntomas menos graves pueden conducir a las mismas dificultades. "La persona puede desenvolverse pero presenta pequeños trastornos cognitivos asociados como problemas de atención, de memoria o de comportamiento. Siente que no es como antes pero no comprende el porqué" precisa Nicole Denni-Krichel. A veces, la afasia pasa desapercibida. Sin embargo, es más difícil de reeducar si se trata de manera tardía.

La ortofonía, base de la reeducación de la afasia

La afasia puede remitir, y a veces incluso desaparecer, gracias a una reeducación ortofónica. Un primer examen permite al especialista establecer un programa de ejercicios personalizados, en función del tipo de afasia y sus dificultades asociadas.

“Los pacientes que hablan mucho pero a los que no podemos entender, necesitan ante todo ser conscientes de su problema”, explica Nicole Denni-Krichel. Los pacientes totalmente mudos trabajan con automatismos: recitar los días de la semana, cantar cancioncillas, terminar frases... La terapia de entonación melódica también ayuda. Si la persona tiene dificultades de articulación, actuamos como en fisioterapia pero a nivel de la boca para trabajar los músculos implicados: el paciente se ejercita sacando la lengua, hinchando las mejillas, soplando una vela... Además, para todos los pacientes, la ortofonía sirve para ejercitar las capacidades de comunicación”.

Las evaluaciones regulares permiten adaptar las sesiones a los progresos. Cuando el lenguaje se libera, se invita a los pacientes a expresar con palabras sus sentimientos para trabajar el vocabulario y las estructuras gramaticales.

En caso de padecer una enfermedad neurodegenerativa, la ortofonía intenta encontrar nuevos métodos de expresión. “Estos pacientes suelen ser personas mayores. Sentirse incomprendidos puede ser frustrante y conducir a trastornos de comportamiento como una agresividad que llevará finalmente al internamiento en un hogar”.

Afasia: los progresos

Los progresos dependen del origen de la afasia pero también del tiempo dedicado a la reeducación y la implicación de la persona afásica. Al principio del seguimiento, tras un AVC o un traumatismo craneoencefálico, las sesiones y los ejercicios han de ser diarios. El Dr. Journet ha demostrado su tenacidad: “si no entendía una palabra, la buscaba en el diccionario. A menudo, en la explicación, me encontraba con otra palabra que tampoco entendía. Necesitaba tres horas para leer una frase. Además, apuntaba las palabras que buscaba: eso me obligaba a escribir y así comprendía mejor”.

Nicole Denni-Krichel insiste también en el papel del entorno y, de manera general, de los interlocutores de la persona afásica: “es un poco como cuando practicas una lengua extranjera: si ves que tu interlocutor no tiene paciencia, dudas en hablar o no. Si, por el contrario, te sientes acogido y animado, te expresarás sin temor y progresarás mucho más rápido”.

Para ayudar a la persona afásica, hay que animarla a mejorar en el lenguaje oral y escrito; por el contrario no debemos infantilizar, hablar en su lugar o hacer que entendemos. Más que hacer repetir, debemos encontrar otro medio de expresión, por ejemplo gestos, canto, lenguaje escrito, dibujo... A veces “las imágenes ayudan a encontrar palabras. No reemplazan el lenguaje oral pero sirven de apoyo”. También se aconseja hablar despacio, articulando correctamente.

“Consigo hacer frases, estoy progresando”, dice Bernard Auchère. “Si uno se impone ser coherente, expresarse sílaba por sílaba... mejorará”.”La reeducación puede durar años pero los progresos son muy importantes”, confirma Nicole Denni-Krichel.

A. Plessis

Fuentes:

- Entrevista con Nicole Denni-Krichel, ortofonista y presidenta de la Federación francesa de Ortofonistas (FNO).

- Entrevista con el Dr. Jean-Dominique Journet, médico general, presidente de la Federación francesa de Afásicos (FNAF) y miembro activo de la Asociación Internacional de la Afasia (AIA).
- Entrevista con Bernard Auchère, tesorero adjunto de la Federación francesa de AVC.
- Semana Nacional de la Afasia del 15 al 21 de octubre. Comunicado de prensa de la Federación francesa de Afásicos (FNAF).
- “Aphasie : évolution des concepts, évaluation et rééducation . JM Mazaux, Servicio de Medicina Física y de Readaptación, 2008. Módulo de Neuropsicología, Colegio francés de profesores universitarios de medicina física y readaptación.

 

Comentar
13/11/2012

Más información sobre este tema:


Newsletter


ciao

El test destacado

¿Y si fuera Alzheimer?

Test Salud y Bienestar

¿Y si fuera Alzheimer?

IMC
Calcula tu prcentaje de grasa corporal
Calcula tu peso ideal