Inicio  
  
  
   Principales tipos de micosis
Buscar

Diccionario médico
  • Todas las definiciones
Servicios
  • Listas de boda
Micosis
Commentar

Principales tipos de micosis

Existen más de 200.000 tipos de hongos, de los cuales unos 100 pueden afectar al hombre. Conocidos con el nombre de micosis, estos desagradables huéspedes se presentan de muchas formas diferentes. Te los presentamos:

Principales tipos de micosis
© Thinkstock

Las micosis pueden clasificarse en función de los órganos afectados. De esta manera, cuando la infección afecta a la piel y a las uñas, hablamos de micosis superficiales. Al contrario, cuando el hongo se detecta en la sangre y puede afectar a cualquier órgano, hablamos de micosis profundas. Estos casos son mucho más preocupantes, especialmente en personas inmunodeprimidas cuyas defensas naturales son más débiles.

El trío infernal

  • Candidiasis

Los hongos del género Candida incluyen más de 200 especies, de los cuales una veintena son patógenos para el hombre. Estas levaduras, que pueden encontrarse en la piel o en las mucosas, pueden afectar a individuos con buena salud aunque suelen aprovechar un desequilibrio de la epidermis para instalarse (entorno microbiano, acidez, concentraciones de nutrimientos...). Las candidiasis cutáneas afectan principalmente a las zonas de mayor transpiración: ingles, axilas, zonas interdigitales, etc. En lo concerniente a las mucosas, cavidad bucal (muguet), mucosa vaginal y esófago (sobre todo en personas inmunodeprimidas) son las zonas más propensas a sufrir una infección. Las candidiasis genitales se atribuyen, en la mayoría de los casos, a la especie Candida albicans.

El tratamiento de estas candidiasis suele ser rápido y eficaz gracias a los antifúngicos de acción local.

La misma especie de candidiasis puede estar implicada en las micosis sistemáticas que se propagan por todo el organismo. A menudo, se deben a una contaminación nocosomial “exógena” (productos de perfusión). El tratamiento en estos casos es evidentemente más complejo con un elevado riesgo de complicaciones.

  • Dermatofitosis

Las dermatofitosis son causadas por unos hongos llamados dermatofitos cuyas tres especies se conocen con el nombre de Trichophyton, Microsporum y Epidermophyton. Estas micosis se transmiten por una persona o un animal contaminado. Para desarrollarse necesitan queratina, lo que explica que los encontremos en la piel, las uñas y el pelo. Los síntomas pueden ser muy variados aunque, a menudo, se manifiestan mediante calvas circulares con bordes nítidos y sin picores. 

A partir del momento en que alcanzan el cuero cabelludo, se habla de tiñas. Esta infección afecta principalmente a los niños y es extremadamente contagiosa.

El pie de atleta (tinea pedis) o el intertrigo son dos tipos de micosis muy frecuentes que no son exclusivas de los deportistas. Estas infecciones causan una inflamación de la piel, cortes en sus pliegues, especialmente en la zona interdigital y lesiones escamosas en la planta de los pies que cursan con mucho picor e incomodidad.

Las uñas pueden igualmente resultar infectadas, hablamos entonces de onicomicosis. Cuando esto ocurre, la uña toma un color amarillento o marrón o aparece envuelta por una mancha blanca, se deteriora y aumenta de grosor. Pueden darse otras complicaciones como por ejemplo una uña encarnada. Sin embargo, estos síntomas no son suficientes para establecer un diagnóstico. Será necesario, entonces, una opinión médica y una muestra del tejido dañado para confirmar el origen del problema.

El tratamiento de las micosis es fácil, aunque, a menudo, largo. Suelen tratarse mediante antifúngicos, cuya forma difiere en función de la localización de la infección (gel de ducha, crema, polvos, etc.), que pueden acompañarse de un tratamiento por vía oral. Existen medidas de prevención que permiten limitar el riesgo de recidivas.

  • La Pitiriasis versicolor

Esta infección tan común está causada por una levadura llamada Malassezia furfur (conocida también como Microsporon furfur o Pityrosporum orbiculare). Su infección se caracteriza por la aparición de pequeñas manchas marrones o decoloraciones en el pecho, los hombros, el cuello o la espalda. Dicha afección tiene tendencia a proliferar en verano y a experimentar una regresión en invierno.

El tratamiento consiste en la utilización de un gel de ducha antifúngico. Sin embargo, las manchas de despigmentación no desaparecerán hasta la siguiente exposición al sol.

Principales tipos de micosis - (siguiente) ►

Publicado el 17/08/2011Comentar

Más información sobre este tema:


Newsletter


ciao
Foro Salud

El test destacado

¿Y si fuera Alzheimer?

Test Salud y Bienestar

¿Y si fuera Alzheimer?

IMC
Calcula tu prcentaje de grasa corporal
Calcula tu peso ideal