Inicio  
  
  
   Tratamiento de las hemorroides
Buscar

Diccionario médico
  • Todas las definiciones
Servicios
  • Listas de boda
Hemorroides
 
Tu nombre :
Tu e-mail * :
Nombre del destinatario :
E-mail del destinatario * :
Tu mensaje :
*campo obligatorio
¡Tu mensaje ha sido enviado!

Tratamiento de las hemorroides

Es muy importante que el paciente tome las debidas medidas ante los primeros síntomas de las hemorroides para que éstas no se desarrollen hasta llegar al inevitable tratamiento quirúrgico.

Regular el hábito intestinal y la defecación

Tratamiento de las hemorroides
© Thinkstock

Ésta será la primera medida que se deberá tomar, que es la más conservadora.
Se recomienda la ingesta de alimentos ricos en fibra y de abundantes líquidos. La ingesta de bebidas frías a primera hora de la mañana sirve para estimular el vaciamiento rectal. Si estas medidas no son suficientes,
se aconseja el uso de laxantes como el salvado, la parafina o la lactulosa.

Evitar determinadas bebidas

Productos como el café, el té y las bebidas alcohólicas deberían evitarse, ya que son propensos a provocar una crisis hemorroidal.

Uso de preparados tópicos

Es habitual en el tratamiento de las hemorroides el uso de pomadas que suelen estar compuestas por antiinflamatorios, predominantemente esteroideos (corticoides), anestésicos locales y sustancias oleosas.
Estas pomadas lubrican el canal anal facilitando así la evacuación. Son de gran aceptación al aplicarse directamente sobre el problema, aunque en ocasiones producen alergia.

Uso de derivados flavonoides o venotónicos

Estos medicamentos actúan disminuyendo la fragilidad de los capilares de la mucosa del ano y tienen además un efecto antiinflamatorio. Son los únicos medicamentos útiles contra las hemorroides por vía oral. A dosis altas deben tomarse siempre bajo prescripción médica y no más de tres o cuatro días.

Tratamiento sintomático

Destinado únicamente a aliviar el dolor y las molestias producidas durante el episodio hemorroidal. Dentro de estas medidas para aliviar los síntomas se encuentran:

Baños de asiento varias veces al día con agua templada o fría durante diez minutos.

Aplicación de bolsas de hielo para reducir la inflamación en la región anal.

Uso de antiinflamatorios y analgésicos por vía oral.

Tratamientos quirúrgicos

Existe gran variedad de métodos quirúrgicos que pueden ser utilizados para remover o reducir el tamaño de las hemorroides internas:

Ligadura elástica. Se coloca una banda elástica en la base de la hemorroide dentro del recto. La banda detiene la circulación y la hemorroide se seca y cae al cabo de unos días.

Escleroterapia. Se inyecta una solución química alrededor de los vasos venosos para reducir y secar la hemorroide.

Termocoagulación eléctrica, coagulación con láser o fotocoagulación con infrarrojos. Estas técnicas usan dispositivos especiales para quemar el tejido hemorroidal.

Crioterapia. Se destruyen las hemorroides mediante la aplicación de un gas congelante.

Hemorroidectomía. Es una técnica quirúrgica realizada por el cirujano general o el proctólogo y que ocasionalmente se realiza en hemorroides severas o muy dilatadas, bien sean internas o externas. Éste es el mejor método para eliminar definitivamente las hemorroides, pero también el más agresivo, y en la actualidad se tiende a utilizar el método más conservador, siempre que sea posible.

Consejos para aliviar las hemorroides

Hay una serie de medidas preventivas o de mejora de los síntomas de las hemorroides muy fáciles de realizar y con un alto grado de éxito.

Higiene local

Hacer baños de asiento en el bidé, con agua fría o fresca, nunca caliente. Se recomienda realizar estos baños tres o cuatro veces al día, sobre todo después de ir al váter.

Hacer un lavado rápido con jabón neutro, con la yema de los dedos, y un secado sin frotar, sólo ejerciendo una suave presión con la toalla.

Si las hemorroides están fuera y no se pueden restituir hacia dentro, procurar que no toquen la ropa interior colocando un algodón empapado con una crema neutra.

Defecación

Procurar hacer una deposición diaria y que las heces sean pastosas pero consistentes (evitar las diarreas).

No estar demasiado tiempo sentado en el inodoro y evitar los esfuerzos.

No reprimir el deseo de defecar.

Corregir el estreñimiento.

Si las hemorroides salen después de la defecación, intentar introducirlas de nuevo suavemente con la mano.

Conducta ante una crisis hemorroidal aguda

Guardar reposo en cama, elevando la pelvis con una almohada y llevar un régimen alimentario estricto.

Tomar los venotónicos prescritos por el médico a dosis altas los cuatro o cinco primeros días; después reducir la dosis a la mitad.

Hacer baños de asientos fríos, incluso con hielo, durante dos o tres días;
después utilizar agua templada.

Alimentos desaconsejados

Evitar el alcohol, todo tipo de licores, aperitivos, vino y cerveza.

Evitar los picantes, las pimientas, la mostaza y el chile.

Evitar las bebidas carbónicas.

Evitar el exceso de ácidos, como vinagre y cítricos: naranja, limón, piña, fresa, kiwi y pomelo.

Evitar las salazones, los arenques, los quesos fuertes, las aceitunas, las anchoas...

Comentar
27/08/2010

Más información sobre este tema:


Newsletter


ciao

El test destacado

¿Y si fuera Alzheimer?

Test Salud y Bienestar

¿Y si fuera Alzheimer?

IMC
Calcula tu prcentaje de grasa corporal
Calcula tu peso ideal