Inicio  
  
  
   Aliviar los sintomas del resfriado
Buscar

Diccionario médico
  • Todas las definiciones
Servicios
  • Listas de boda
Gripe
 
Tu nombre :
Tu e-mail * :
Nombre del destinatario :
E-mail del destinatario * :
Tu mensaje :
*campo obligatorio
¡Tu mensaje ha sido enviado!

Resfriado y malestar general: ¿cómo aliviar los síntomas?

Nariz que gotea, fiebre, tos… Los resfriados suelen ser bastante incómodos. ¿Cómo aliviar estos síntomas molestos? ¿Cuándo hay que recurrir a la automedicación y cuándo hay que consultar a un médico? Todos nuestros consejos.

Aliviar los sintomas del resfriado
© Thinkstock

Fiebre, goteo nasal, tos… Gracias a nuestros consejos, sabrás combatir rápidamente los resfriados y el malestar general.

Para que te baje la fiebre

La fiebre es un mecanismo normal de defensa del organismo y ya ha dejado de existir esa obsesión de hacerla bajar a cualquier precio. Eso sí, hay que tener mucho cuidado antes de los 6 meses: se debe consultar de urgencia a un médico en cuanto aparezca la fiebre. En el resto de casos, algunas medidas simples ayudarán a bajarle la fiebre al niño. Quita todas las capas de ropa superfluas  y evita recalentar la casa. No olvides darle de beber regularmente una cantidad mayor que la de costumbre. La fiebre puede deshidratar y, por lo tanto, hacer que perdure la enfermedad.

De vuelta a lo clásico, conviene entonces hacer que baje la fiebre, despejar la nariz o luchar contra el goteo, actuar contra la inflamación y, finalmente, desinfectar.  En lo que respecta a los medicamentos, existen varios tratamientos: el paracetamol, el ibuprofeno y el ketoprofeno (solo se vende con receta médica), y la aspirina, menos utilizada en el caso de los niños.

Despejar la nariz

Para controlar el goteo nasal y la nariz tapada se pueden utilizar los descongestionantes por vía oral o nasal. La mayoría pueden adquirirse sin receta en las farmacias, aunque para algunos la receta es necesaria, en particular cuando se combinan con corticoides.
El farmacéutico normalmente aconsejará una asociación de descongestionante y antipirético (contra la fiebre), porque actuará rápido y eficazmente.

Luchar contra la fatiga

La vitamina C nos ayuda a combatir el cansancio. Su acción podría incluso disminuir la intensidad y la duración de los síntomas, pero los estudios realizados hasta el momento no han sido determinantes en este sentido.

Combatir la tos

Cuando haya tos, el medicamento debe elegirse en función del tipo de tos:

La función de la tos húmeda (o productiva) es evacuar las secreciones (flemas, saliva, mucosidades, mocos…) que obstruyen las vías respiratorias. Antes de detenerla, es preferible ayudarla a expulsar las secreciones a través de medicamentos que ayuden a fluidificar las secreciones bronquiales. Estos medicamentes se denominan mucolíticos;

La tos seca (o improductiva) corresponde a una irritación de la garganta. Inflamatoria, aguda, sin secreciones y, a menudo, dolorosa. Es especialmente molesta por la noche. Puede controlarse a través de medicamentos antitusivos. Comprimidos, pastillas para chupar, jarabe, etc. Los antitusivos actúan directamente sobre el centro de la tos, que se encuentra en el cerebro. Pueden combinarse con pastillas para suavizar la garganta.

Gastroenteritis del invierno

Para evitar que te afecte esta epidemia, debes prestar mucha atención a la higiene. Es imperativo lavarse sistemáticamente las manos con agua y jabón cada vez que vayas al baño. Y lo mismo para los cocineros en ciernes: hay que lavarse las manos cada vez que se pasa de un alimento a otro. Debe prestarse especial atención a los bebés, porque la gastroenteritis puede resultar muy peligrosa.

El principal riesgo que presentan estas diarreas es la deshidratación. Así pues, el tratamiento habitual implica siempre una rehidratación por vía oral (agua, azúcar y sal) acompañada de un antiséptico intestinal, un antidiarreico y un antiespasmódico, si presenta dolor abdominal.  En su forma severa (fiebre, sangre en heces, diarrea muy abundante), se hace necesario el uso de antibióticos. Después se debe restaurar la flora intestinal, por ejemplo, mediante la ingesta de yogures.

¿Cuándo debes solicitar una consulta?

Aunque la mayor parte de los males del invierno sean insignificantes, no hay que desatender las posibles complicaciones, especialmente en el caso de los niños. Si la fiebre persiste más de dos días, ya sea acompañada de dolores y/o de dificultades respiratorias, ¡hay que ir al médico!

El resfriado puede dar lugar a una infección bacteriana. En los más jóvenes, la complicación más frecuente es la otitis, pero un catarro puede transformarse en una bronquitis, en una faringitis o en una neumonía. ¡Mantente alerta!

L. Blanchot

Comentar
17/02/2011

Más información sobre este tema:


Newsletter


ciao
Foro Salud

El test destacado

¿Y si fuera Alzheimer?

Test Salud y Bienestar

¿Y si fuera Alzheimer?

IMC
Calcula tu prcentaje de grasa corporal
Calcula tu peso ideal