Inicio  
  
  
   El estrés: una amenaza insospechada
Buscar

Diccionario médico
  • Todas las definiciones
Servicios
  • Listas de boda
Estrés
Commentar

El estrés: una amenaza insospechada

El estrés debilita nuestro cuerpo y puede favorecer la aparición de varias enfermedades, desde la depresión hasta las infecciones, pasando por la hipertensión. Pero hoy en día, también es la causa de otros males: problemas de memoria, abortos, asma… Razones de más para deshacerse de las presiones y mantenerse en calma en cualquier circunstancia.

El estrés: una amenaza insospechada
© Thinkstock

¡El estrés suele estar implicado en muchos problemas de salud! Además, también favorece los trastornos depresivos, los problemas cardiovasculares… Además, este estado de tensión debilita el sistema inmunitario, con lo cual el cuerpo queda expuesto a infecciones de cualquier tipo. Sin embargo, hoy en día cada vez se conocen mejor los nuevos peligros relacionados con el estrés.

¿Estrés? ¡No me acuerdo!

¡El estrés perjudica la memoria! Esta es la conclusión a la que han llegado unos investigadores norteamericanos1. En efecto, han demostrado que este estado psicológico provocaba la liberación de una hormona en el cerebro, denominada proteína kinasa C, la cual tiene un impacto negativo en la memoria. De esta forma, un exceso de presión durante un examen puede hacerte perder todos tus medios. Sin embargo, los efectos pueden ser aún más graves: esta enzima también actúa en casos de esquizofrenia y trastornos maníaco-depresivos. Un fuerte nivel de estrés también puede ser un factor desencadenante en estos problemas psicológicos y además puede agravar los síntomas.

Cuando la presión pesa

No obstante, el estrés no sólo supone una amenaza para la salud mental. Puede tener un impacto directo en la línea, al menos en el caso de las mujeres. Gracias al estudio realizado por unos científicos norteamericanos2, se demostró que las mujeres ingieren preferentemente productos grasos después de un acontecimiento estresante. En caso de estrés, son capaces de picotear el doble de productos calóricos, como el queso, las patatas de bolsa, el chocolate… Esto explica, según el autor, por qué las mujeres tienden a picotear. Curiosamente, los hombres no parecen reaccionar de la misma forma y no modifican sus hábitos alimenticios después de que la tensión les venza. Sea cual sea tu sexo, es imprescindible deshacerse del estrés para proteger tu organismo.

¿Embarazada? ¡Sobre todo no que no cunda el pánico!

Las mujeres tienen también que vigilar su nivel de estrés durante todo el embarazo. En efecto, si bien la ansiedad no es beneficiosa para la salud, lo es aún menos para el futuro bebé. Unos investigadores alemanes3 han demostrado que la exposición al estrés puede aumentar los riesgos de aborto. Esto es debido a que la ansiedad provoca una disminución de la progesterona, la hormona imprescindible durante el embarazo. Y el estrés a lo largo del embarazo también puede tener consecuencias futuras en el niño o niña. Esto es precisamente lo que destacan unos investigadores belgas4 después de haber estudiado los antecedentes de 71 madres con niños entre ocho y nueve años. Los recuerdos de estas madres durante el embarazo ayudaron a los científicos a demostrar que cuanto más estresada esté la madre, más riesgos corre el bebé de sufrir trastornos del comportamiento. También han encontrado una correlación con la hiperactividad, la ansiedad, los problemas de atención… Así pues, es esencial estar relajada durante los nueve meses de embarazo.

Estrés en los padres, asma en los hijos

Además de a lo largo del embarazo, la ansiedad de los padres también puede tener un impacto negativo en la salud del niño. De este modo, un estudio ha permitido establecer un vínculo importante entre la calidad de vida del niño asmático y el nivel de estrés familiar. Los investigadores australianos de la Universidad de Adélaïde5 han interrogado a 84 niños de entre siete y 12 años sobre la percepción de su enfermedad y sobre su ambiente familiar.

Resultados: los niños parecen sufrir menos su enfermedad si viven en una familia en que cada miembro tiene un papel bien definido, donde existen normas de comportamiento y una cierta preocupación por el bienestar de los unos y los otros. Por el contrario, los niños que pertenecían a familias poco organizadas parecían más preocupados por sus síntomas (jadeos y sensación de sofoco) y son víctimas de una irritabilidad más importante. Entonces, ¿el estrés familiar tiene un efecto nocivo sobre el asma o sobre la percepción de esta enfermedad?

¡El estrés acabará conmigo!

Aún más inquietante es el hecho que el estrés puede provocar… ¡la muerte! Esto es lo que destacan algunos investigadores de la universidad de Yale6. Según ellos, las tensiones son el origen de paros cardiacos, que suelen provocar muertes súbitas. Han demostrado que, en el caso de pacientes equipados con marcapasos cardíacos, el estrés puede provocar problemas en el ritmo de los latidos, lo cual es muy difícil de controlar. Los investigadores toman ejemplos concretos para resaltar los vínculos entre las muertes súbitas y el estrés: este tipo de fallecimiento se produce más a menudo en lunes, por la mañana, o cuando se producen guerras o catástrofes naturales… Es verdad que es difícil conservar la calma en estas situaciones…

 

Una única lección que aprender: mantén la calma en cualquier circunstancia, ¡es el mejor modo de envejecer!

L. Asana

Publicado el 04/10/2010Comentar

Más información sobre este tema:


Newsletter


ciao
Foro Salud

El test destacado

¿Y si fuera Alzheimer?

Test Salud y Bienestar

¿Y si fuera Alzheimer?

IMC
Calcula tu prcentaje de grasa corporal
Calcula tu peso ideal