Inicio  
  
  
   Depresión e impotencia: salir del círculo vicioso
Buscar

Diccionario médico
  • Todas las definiciones
Servicios
  • Listas de boda
Depresión
Commentar

Depresión y disfunción eréctil: salir del círculo vicioso

Abatimiento, tristeza, depresión... El descenso en el rendimiento físico se caracteriza por una profunda tristeza, una fuerte irritabilidad, una pérdida de interés y una fatiga constante. Lejos de afectar únicamente a las mujeres, la depresión va acompañada, en el caso del 90 por ciento de los hombres que la padecen, de problemas de erección. ¿Cómo corregir el problema?

Depresión e impotencia: salir del círculo vicioso
© Thinkstock

La persona que padece depresión experimenta, entre otros síntomas, tristeza, cambios de humor, incapacidad de concentrarse, fatiga constante y ralentización psicomotriz. Mucho más grave que un simple estado de abatimiento, la depresión no es un estado pasajero. Requiere de tratamiento médico y de ayuda psicológica.

Depresión y problemas eréctiles: el círculo infernal

La depresión afecta a cuatro millones de españoles, la mayoría mujeres. También afecta a los varones, pero dado que tienen más dificultad para hablar de los problemas psicológicos, la enfermedad sólo se descubre cuando aparecen síntomas físicos o cuando ha habido un intento de suicidio.

Además de los síntomas habituales, la enfermedad va acompañada, en el 90 por ciento de los casos graves y en el 54 por ciento de los casos moderados, de problemas de erección. Pero la relación entre los dos fenómenos no va en un solo sentido, y por eso se habla de asociación dinámica:

Por un lado, la depresión puede provocar problemas de erección, que constituyen una consecuencia de la pérdida de interés sexual causada por el descenso en la cantidad de testosterona o bien por problemas en la pareja. Por otro, los problemas de erección pueden desencadenar un episodio depresivo.

Muy a menudo, los pacientes depresivos prefieren abandonar el tratamiento, al juzgarlo responsable de sus dificultades sexuales. Pero sin tratamiento la depresión puede tener consecuencias dramáticas, ¿cómo salir entonces de este círculo infernal?

No hay que abandonar el tratamiento

Para tratar la depresión de manera adecuada es importante que el paciente informe a su médico de los efectos secundarios indeseables que ha experimentado. Interrumpir el tratamiento no es una solución y constituye un verdadero peligro. La alteración de la calidad de vida, las consecuencias psicoafectivas en el seno de la pareja y el sufrimiento de los hombres que padecen problemas de erección son factores que deben ayudar a derribar el tabú y a buscar ayuda médica. Superar las reticencias es el primer paso hacia la curación.

Hacia un tratamiento global

Un estudio americano se ha interesado particularmente en los tratamientos de la disfunción eréctil en las personas que sufren depresión ligera o moderada. Los investigadores siguieron durante 12 semanas a 152 hombres deprimidos y aquejados durante al menos seis meses de un trastorno de erección. Algunos de ellos tomaron durante ese periodo comprimidos de sildenafil (Viagra) mientras que otros recibieron un placebo. Resultados: 48 de los 66 pacientes tratados vieron mejorar su situación sexual, contra 10 hombres de los 60 pertenecientes al otro grupo. Además, un 76 por ciento de los pacientes que respondieron al tratamiento vieron mejorar los síntomas de la depresión y su calidad de vida. A pesar de estos resultados, los investigadores precisaron que el sildenafil no debe utilizarse en los casos de depresión.

D. Bême

Publicado el 23/12/2010Comentar

Más información sobre este tema:


Newsletter


ciao
Foro Salud

El test destacado

¿Y si fuera Alzheimer?

Test Salud y Bienestar

¿Y si fuera Alzheimer?

IMC
Calcula tu prcentaje de grasa corporal
Calcula tu peso ideal