Inicio  
  
  
   Lumbago ¿Qué es?
Enfermedades musculares y esqueléticas
Commentar

¿Qué es el lumbago?

El lumbago es un dolor de aparición brusca en la zona de las vértebras lumbares. No es grave, pero puede durar varios días.

El lumbago (más comúnmente llamado «dolor de riñones») se debe a una pequeña lesión de un disco intervertebral, ocasionada por un mal movimiento de torsión de la columna vertebral.
Aparece de forma brusca, después de un movimiento forzado que combina una flexión y una torsión del tronco.

Causas y signos

Este movimiento forzado suele producirse, por lo general, al intentar levantar un objeto de difícil acceso o muy pesado.
En algunos casos, el lumbago aparece durante un gran esfuerzo de tracción o, por el contrario, después de un movimiento completamente anodino: por ejemplo, al dar un ligero traspié.
El dolor lumbar es agudo. Limita, sobre todo, los movimientos de la columna vertebral. Este bloqueo da lugar, durante algunos días, a una postura incorrecta, llamada postura antiálgica. El paciente mantiene la postura en la que experimenta menos dolor. El menor gesto, así como todo lo que aumenta la presión abdominal (tos), incrementa el dolor.
El bloqueo doloroso tiene una duración muy variable (de 2 horas a 2 días).
Durante 4 o 5 días, o incluso más, puede persistir una molestia y ligeros dolores en las vértebras lumbares.

Diagnóstico

El diagnóstico del lumbago se confirma únicamente a partir de la interpretación de los signos clínicos: las características del dolor, la localización y las causas desencadenantes. Habitualmente, no es necesario efectuar ninguna exploración complementaria. La radiografía de la columna para visualizar las vértebras lumbares sólo se precisa en algunos casos: si se sospecha una enfermedad asociada, en caso de recidiva frecuente, si aparece un dolor crónico que hace sospechar una artrosis en un anciano o cuando se detectan signos de ciática.

Tratamiento

El dolor del lumbago desaparece sin tratamiento, pero es posible disminuir la intensidad o la duración mediante el reposo en cama.
Es preciso tumbarse boca arriba y en un colchón duro.
En ocasiones, también se emplean fármacos contra el dolor o relajantes. No obstante, sus efectos son bastante limitados. Los antiinflamatorios alivian los dolores nocturnos, pero suelen ser mal tolerados.

Evolución

La cicatrización de las lesiones del disco no siempre es perfecta, lo que supone un riesgo de recidiva. En algunos casos, el lumbago se repite y se transforma en una lumbalgia crónica.
La lesión también puede acentuarse y producir una hernia discal, que se manifiesta por la salida del disco intervertebral fuera de sus límites normales. Ello provoca la compresión de una raíz nerviosa o, incluso, de la médula espinal. Los principales síntomas son dolor intenso y rigidez de la columna vertebral. La compresión de una raíz nerviosa produce dolor a lo largo de la pierna (el trayecto del nervio ciático), el hombro y el brazo (neuralgia cervicobraquial), asociado a hormigueos e incluso parálisis.

Mecanismo

El lumbago se debe a una lesión limitada de un disco intervertebral. Cada disco está formado por una parte periférica, el anillo, y una parte central, el núcleo pulposo.
El anillo está constituido por una red de fibras que asegura la estabilidad de la columna vertebral. En el centro, el núcleo absorbe y reparte las tensiones.
El lumbago se origina por una fisura de las fibras anulares, a través de la cual se infiltra una parte del núcleo. Las fibras del disco intervertebral tienen una estructura y una función muy parecidas a la de los ligamentos de una articulación.

Prevención

La prevención del lumbago es esencial, ya que éste puede transformarse, a la larga, en una lumbalgia crónica, bastante invalidante. Esta prevención no siempre es fácil de explicar. Consiste en tomar conciencia de la espalda y de los gestos que pueden resultarle perjudiciales. Deben evitarse todos los esfuerzos en torsión y mantener la columna vertebral derecha en todas las posiciones. No hay que inclinarse hacia delante para recoger un objeto del suelo: hay que aprender a doblar las rodillas, aunque se trate de un objeto muy ligero. Esta técnica es aplicable a numerosos gestos de la vida cotidiana, como sentarse, levantarse, salir de la cama, pasar el aspirador, descender del coche, etc. Si estos gestos se realizan mal, a la larga pueden dar lugar a dolores de espalda.

Un caso particular: el lumbago de esfuerzo

El dolor de este tipo de lumbago no está provocado por un movimiento de torsión, sino por un esfuerzo brusco de levantamiento. Tiene lugar, generalmente, en una persona más bien joven, que efectúa un trabajo penoso o levanta una carga pesada.
El dolor es violento y se reproduce con cada esfuerzo para levantar una carga, lo que limita al trabajador en su vida profesional. Este dolor, difícil de tratar, se debe a una irritación de los discos intervertebrales.

Comentar

Más información sobre este tema:


Índice alfabético

También puedes utilizar nuestra enciclopedia médica como un diccionario, accediendo a los artículos que te interesen haciendo directamente click sobre la primera letra de la palabra.


Newsletter


ciao

El test destacado

¿Y si fuera Alzheimer?

Test Salud y Bienestar

¿Y si fuera Alzheimer?

Calcula tu I.M.C
Calcula tu prcentaje de grasa corporal
Calcula tu peso ideal