Inicio  
  
  
   Hernias ¿Qué es?
Enfermedades musculares y esqueléticas
Commentar

¿Qué son las hernias?

En algunas personas, los músculos de la pared abdominal no consiguen contener los órganos internos, que quedan directamente bajo la piel. se trata de una hernia abdominal.

Una hernia de la pared abdominal es un abultamiento de tamaño variable, parecido a una pequeña bolsa, que sobresale en la zona del abdomen. Corresponde al relieve que forman bajo la piel las vísceras abdominales, al atravesar un punto débil de la pared.
Se trata de una alteración generalmente poco dolorosa, pero que puede resultar molesta en la vida diaria.
La principal complicación de una hernia es su estrangulamiento, con oclusión intestinal, lo que requiere una intervención quirúrgica urgente. Las hernias que presentan un riesgo elevado de estrangulación y las que producen una molestia importante para el paciente se tratan mediante una intervención quirúrgica, que recibe el nombre de herniorrafia.

Causas

La hernia se debe a la separación de las fibras que constituyen los músculos del abdomen. Una pequeña parte de los intestinos o –con mucha menos frecuencia– el apéndice o un ovario salen por el lugar donde las fibras no ejercen la contención necesaria. Se forma, entonces, una especie de bolsa, llamada saco herniario. Esta separación de las fibras puede estar causada por una malformación congénita, en cuyo caso está presente desde el nacimiento.
También se produce por un esfuerzo intenso o repetido (levantamiento de pesos), una tos crónica o un aumento de peso importante.

Tipos

Se distinguen tres tipos de hernias de la pared abdominal, que se diferencian según el lugar donde aparecen:
Hernia crural. Se caracteriza por la salida de una porción del intestino en la parte alta del muslo. Es particularmente frecuente en las mujeres obesas y suele ser de pequeño volumen y poco dolorosa.

Hernia inguinal. Este tipo es muy frecuente y afecta, sobre todo, a los hombres. Se localiza en el pliegue de la ingle. La hernia puede descender más o menos hacia el escroto, la bolsa que rodea el testículo.
Puede existir desde el nacimiento o aparecer a lo largo de la vida. En este caso, afecta sobre todo a los ancianos y se asocia con un debilitamiento de los músculos de la pared abdominal.

Hernia umbilical. Se caracteriza por la salida de una porción del intestino en el ombligo. En el adulto, afecta particularmente a las mujeres y a las personas obesas, y suele ser voluminosa.

También aparece en los niños, pero, en este caso, suele ser pequeña y tiende a desaparecer espontáneamente.

Síntomas y complicaciones

Una hernia se manifiesta por un bulto en el abdomen, elástico al tacto y habitualmente indoloro. Es más o menos voluminosa y es fácil reintroducirla en el interior del abdomen cuando se ejerce fuerza sobre ella. La hernia es apenas visible o puede salir sólo en algunos momentos. En este caso, la salida se produce cuando el paciente realiza un esfuerzo o cuando tose.

Hernia estrangulada. La principal complicación de una hernia es el estrangulamiento. Si la hernia está formada por un fragmento de intestino, la compresión de los tejidos y de los vasos sanguíneos en la base puede provocar una oclusión intestinal. Requiere hospitalización y tratamiento quirúrgico urgente.

Tratamiento

El único tratamiento radical de las hernias consiste en la intervención quirúrgica: herniorrafia. Está indicada en el caso de una hernia grave (riesgo elevado de estrangulación) o de una hernia que produce molestias al paciente (malestar, especialmente durante el esfuerzo, y dolores). Esta intervención se realiza en dos etapas.
La primera consiste en reintegrar el contenido de la hernia al interior del abdomen y en extirpar el saco herniario. La segunda etapa consiste en volver a tensar la pared del abdomen. La operación, que se practica, según el caso, con anestesia local o general, precisa una corta hospitalización (entre 1 y 5 días).
Después de la intervención, el paciente debe evitar los esfuerzos físicos violentos y no debe cargar grandes pesos, durante 3-6 meses. En el 95 % de los casos, la hernia no reaparece.
En ocasiones, los pacientes llevan un dispositivo llamado braguero, destinado a contener la hernia.
Tiene una eficacia moderada. Sólo debe emplearse para hernias que no molestan, que no evolucionan y que son fácilmente reductibles, es decir, fácilmente reintegrables al interior del abdomen.
Actualmente, muchos cirujanos han pasado a intervenir las hernias sin abrir la pared abdominal, a través de un endoscopio, con buenos resultados y régimen ambulatorio. Éste es un ejemplo muy ilustrativo de la denominada cirugía sin ingreso o cirugía con agresión mínima. Permite disminuir las listas de espera y hace que la recuperación postoperatoria sea más rápida.

Progresos de la cirugía

El tratamiento quirúrgico de las hernias de la pared abdominal ha realizado numerosos progresos. Las intervenciones son menos pesadas.
Actualmente, pueden realizarse por medio de un laparoscopio (tubo provisto de un sistema óptico y de instrumentos de microcirugía, que se introduce en el abdomen a través de un pequeño corte practicado alrededor del ombligo).
La ventaja de esta técnica es que sólo requiere una pequeña incisión. En muchos casos, el paciente puede volver a su domicilio el mismo día de la operación. La intervención se practica con anestesia general y después de aplicar una inyección de gas en la cavidad abdominal.

Comentar

Más información sobre este tema:


Índice alfabético

También puedes utilizar nuestra enciclopedia médica como un diccionario, accediendo a los artículos que te interesen haciendo directamente click sobre la primera letra de la palabra.


Newsletter


ciao

El test destacado

¿Y si fuera Alzheimer?

Test Salud y Bienestar

¿Y si fuera Alzheimer?

Calcula tu I.M.C
Calcula tu prcentaje de grasa corporal
Calcula tu peso ideal