Inicio  
  
  
   Paludismo ¿Qué es?
Enfermedades infecciosas
Commentar

¿Qué es el paludismo?

Es una infección producida por un parásito. también se llama malaria y existe en numerosos países tropicales. Es la enfermedad más extendida en el mundo. Cada año afecta a 800 millones de personas y provoca 2 millones de muertes aproximadamente. Amenaza, en particular, a los habitantes de las zonas donde la infección es endémica y a los viajeros que se desplazan hasta ellas.

Causas

El parásito responsable del paludismo recibe el nombre de Plasmodium. Existen cuatro especies de este parásito que transmiten la enfermedad al hombre, de las cuales una puede ser mortal, Plasmodium falciparum. El parásito se transmite al hombre por la picadura de un mosquito, el anofeles; sólo las hembras pican a los humanos.
El parásito está presente en la saliva del mosquito y penetra en el cuerpo humano cuando el insecto infestado produce una picadura a una persona.
El parásito también puede transmitirse por medio de una transfusión de sangre de una persona infestada.

Diagnóstico y tratamiento

La presencia de parásitos se pone de manifiesto en pocos minutos mediante el análisis al microscopio de una muestra de sangre (con la técnica llamada de extensión o de gota gruesa). Hay que distinguir el paludismo benigno del paludismo que supone un riesgo mortal. El primero puede contraerse en numerosas zonas cálidas y nunca es grave (aunque es posible que se reactive durante varios años, cuando no se trata); el segundo existe en la zona intertropical.
Toda crisis de este tipo de paludismo, aunque al principio no parezca grave, es una urgencia médica. Por lo tanto, es preciso pensar en él cuando se regresa de un viaje a un país de riesgo, en caso de fiebre o de trastornos digestivos.
Un tratamiento bien establecido asegura, normalmente, la curación del paludismo. Cuando la enfermedad está mal atendida y los contagios se repiten durante varios años, aparece un paludismo llamado «visceral evolutivo». Se acompaña de anemia crónica, ictericia, dilatación del bazo (con riesgo de rotura) y fatiga general intensa.

Medicamentos antipalúdicos

La utilización de medicamentos antipalúdicos preventivos es absolutamente necesaria cuando se viaja a un país donde existe paludismo por P. falciparum. El tratamiento debe empezar, obligatoriamente, antes de la partida; ha de seguirse escrupulosamente en el lugar y debe continuarse a la vuelta, durante al menos 6 semanas, sin interrupción.
En la mayor parte de los países tropicales, la forma de paludismo más peligrosa es la resistente a la cloroquina, uno de los principales tratamientos antipalúdicos. Por lo tanto, es preciso emplear otro medicamento (es imprescindible dirigirse a un especialista). Hay que hacer lo mismo cuando la estancia es superior a 3 meses. Para cualquier viaje a un país de riesgo y a una zona aislada, es prudente
proveerse de una cantidad suficiente de medicamentos, para tratar una crisis que se declare a pesar de las medidas de prevención.

Prevención del paludismo

Existen tres aspectos fundamentales en la prevención del paludismo o malaria:
Es aconsejable evitar las picaduras de los mosquitos, que son los transmisores de la enfermedad (p. ej., empleando mosquiteras o repelentes de insectos).

Debe realizarse la profilaxis con los medicamentos apropiados, que variarán según la zona geográfica y las resistencias a los antipalúdicos. En ocasiones, en los lugares donde la resistencia es mayor, debe iniciarse el tratamiento ante cualquier cuadro clínico que haga sospechar la presencia de paludismo, aunque finalmente no se confirme.

Hay un gran número de estudios que pretenden conseguir una vacuna eficaz para prevenir el paludismo, pero aún se encuentran en una fase experimental.

Consejos a los viajeros

Antes de partir:
Consultar sobre el tratamiento preventivo en un centro especializado. En algunas zonas del mundo, el parásito se ha vuelto resistente a los medicamentos empleados, por lo que se recomienda disponer de información específica y actualizada. Las resistencias son objeto de un control permanente a escala internacional y de una revisión anual.

En caso de embarazo, existen algunas contraindicaciones que varían según los productos.
En el lugar:
Llevar ropas que cubran los brazos y las piernas desde que se pone el sol; durante la noche, protegerse con una mosquitera impregnada de insecticida.

No hay que dudar en utilizar todo el arsenal de productos antimosquitos.
A la vuelta:
En caso de fiebre al regresar de un país tropical, es importante consultar con un médico en 24 a 48 horas.

Crisis de paludismo

Los parásitos responsables del paludismo se dirigen primero al hígado del hombre. En oleadas, invaden y destruyen los glóbulos rojos, lo que provoca los accesos de fiebre característicos de la enfermedad (accesos palustres) y la disminución de los glóbulos rojos (anemia). La proliferación del parásito en la sangre es rápida: los glóbulos rojos infestados estallan y liberan a la sangre los parásitos que contienen; éstos, a su vez, infestan a otros glóbulos rojos. Estos momentos corresponden a las crisis de paludismo, que se repiten cada día o cada 2 o 3 días. En cada acceso, la fiebre sube a 40 o 41 °C, y produce escalofríos; después desciende, lo que provoca sudores importantes y una sensación de frío.
Al final de la crisis de paludismo, el paciente está agotado. Presenta un tinte amarillento y una disminución de la concentración de glóbulos rojos.

Comentar

Más información sobre este tema:


Índice alfabético

También puedes utilizar nuestra enciclopedia médica como un diccionario, accediendo a los artículos que te interesen haciendo directamente click sobre la primera letra de la palabra.


Newsletter


ciao

El test destacado

¿Y si fuera Alzheimer?

Test Salud y Bienestar

¿Y si fuera Alzheimer?

IMC
Calcula tu prcentaje de grasa corporal
Calcula tu peso ideal