Inicio  
  
  
   Amigdalitis ¿Qué es?
Enfermedades infecciosas
Commentar

¿Qué es la amigdalitis?

La amigdalitis es una inflamación aguda de la garganta, que se limita generalmente a las amígdalas. Es un trastorno frecuente, resultante de una infección por virus o bacterias.

Durante una amigdalitis, la inflamación –es decir, la reacción de los tejidos consecutiva a la agresión de un germen– afecta, en ocasiones, a toda la faringe. En este caso se trataría de una faringitis. Sin embargo, generalmente se limita a las amígdalas (amigdalitis) o, sobre todo en los niños menores de 4 años de edad, a la parte superior de la garganta (rinofaringitis).
La amigdalitis presenta diferentes formas: roja (la mucosa del interior de la garganta aparece muy roja), blanca (la mucosa está recubierta por una capa de color blanquecino) y ulcerosa (la mucosa presenta una o varias ulceraciones).

Amigdalitis roja

Diferentes tipos de angina roja:

La amigdalitis eritematosa (también llamada amigdalitis roja catarral) es la más frecuente; afecta generalmente a los niños menores de 10 años. El paciente presenta fiebre, dolor de cabeza y dolor intenso al tragar. La garganta aparece muy roja y el volumen de las amígdalas aumenta. En algunos casos, se complica con un absceso alrededor de la amígdala, lo que da lugar a una contractura involuntaria de los músculos de la mandíbula y a dificultad para tragar.

La amigdalitis de las enfermedades eruptivas es uno de los síntomas de la escarlatina, el sarampión y, en algunas ocasiones, la rubéola.

La amigdalitis estreptocócica se caracteriza por una inflamación de las amígdalas, vómitos y dolor de cabeza. Esta variedad, si no se trata con antibióticos, puede complicarse con una inflamación grave de las grandes articulaciones y del corazón (reumatismo articular agudo).

Tratamiento: Se aconseja al paciente que haga reposo, que coma ligeramente y que beba en abundancia.
Se le prescribe un tratamiento local (gargarismos o pulverizaciones para aliviar el dolor de garganta y desinfectar la boca) o general (administración de antibióticos –suele ser penicilina durante 10 días–, asociados con medicamentos contra el dolor, la inflamación y la fiebre). Si las recaídas se multiplican, se aconseja extirpar las amígdalas.

Amigdalitis blanca

Diferentes tipos de angina blanca:

La amigdalitis eritematopultácea se caracteriza por los mismos síntomas que la roja, pero las amígdalas están recubiertas de una capa blanquecina, o gris amarillenta, fácil de quitar con un algodón.

La amigdalitis seudomembranosa es, a menudo, el signo precursor de una enfermedad llamada mononucleosis infecciosa.
Las amígdalas también están recubiertas por una capa, pero más adherida.

La amigdalitis vesiculosa y la herpética se deben a la acción del virus del herpes zoster y del herpes simple y se caracterizan por la aparición, en el fondo de la garganta, de vesículas blanquecinas, rotas o no, parecidas a pequeñas ulceraciones.

Tratamiento: Al igual que en la amigdalitis roja, se aconseja al paciente hacer reposo. El tratamiento, además de los gargarismos y las pulverizaciones, requiere la administración de antibióticos.
Algunas amigdalitis, como la herpética, precisan tratamientos más específicos.

Amigdalitis ulcerosa

Diferentes tipos de amigdalitis ulcerosa:

La angina de Vincent aparece, sobre todo, en adolescentes y adultos jóvenes, y puede ser debida al mal estado de los dientes.
Se caracteriza por la multiplicación, sobre la mucosa de la faringe, de dos bacterias que existen en estado normal: el bacilo fusiforme y una espiroqueta. Provoca un dolor poco intenso, que se acentúa cuando el paciente traga saliva. Generalmente, sólo está afectada una amígdala.

La amigdalitis de las enfermedades de la sangre puede ser el signo revelador de una leucemia, por ejemplo.

La angina de Ludwig se caracteriza por una importante deformación del cuello, fiebre elevada y dolor intenso.

Tratamiento: Requiere la administración de un antibiótico, generalmente penicilina.

Amigdalitis y difteria

Durante algunas amigdalitis, las amígdalas están recubiertas por una capa adherente. Éste es también uno de los signos de una enfermedad infecciosa muy grave: la difteria. En la actualidad, la difteria prácticamente ha desaparecido a causa de la vacunación, pero persiste en algunas zonas geográficas y representa siempre un riesgo para el viajero no vacunado. Todo paciente que sufre una amigdalitis asociada a la formación de membranas debe someterse a una exploración bacteriológica y, a la menor duda, recibir suero antidiftérico, para detener la evolución de una posible difteria.

¿A qué se deben las anginas?

Las anginas se deben a una infección por un virus o, en algunos casos, por una bacteria (gérmenes como estreptococo, estafilococo o Hae mophilus).
Suelen aparecer en el curso de un resfriado común o de una gripe. En ocasiones, una angina puede constituir el signo precursor de otra enfermedad o ser uno de sus síntomas, como es el caso de la escarlatina (angina roja), la monoucleosis infecciosa o la leucemia (angina ulcerosa), o incluso la difteria (angina blanca).

Comentar

Más información sobre este tema:


Índice alfabético

También puedes utilizar nuestra enciclopedia médica como un diccionario, accediendo a los artículos que te interesen haciendo directamente click sobre la primera letra de la palabra.


Newsletter


ciao

El test destacado

¿Y si fuera Alzheimer?

Test Salud y Bienestar

¿Y si fuera Alzheimer?

IMC
Calcula tu prcentaje de grasa corporal
Calcula tu peso ideal