Inicio  
  
  
   Quiste de ovario ¿Qué es?
Enfermedades genito-urinarias
Commentar

¿Qué es el quiste de ovario?

En el ovario, se producen diferentes tipos de quistes, de gravedad variable. Algunos de ellos se han de intervenir quirúrgicamente, porque pueden provocar complicaciones graves.

Situados a cada lado del útero, los ovarios son glándulas sexuales de 3 a 5 cm de longitud. Su función es doble: la secreción de hormonas (estrógenos y progesterona) que marcan el ritmo de los ciclos menstruales y la emisión, cada mes, de un óvulo, desde la pubertad hasta la menopausia. Los ovarios pueden presentar uno o varios quistes (ovario poliquístico).

Tipos

Un quiste de ovario es una formación anormal, en el interior del ovario, de una bolsa que contiene líquido y está limitada por una pared propia. El tamaño de los quistes de ovario es muy variable, desde unos pocos milímetros a varios centímetros de diámetro.
Hay varios tipos de quistes que se pueden clasificar en dos grandes categorías: los quistes funcionales, debidos a un trastorno hormonal, y los quistes orgánicos, que son consecuencia del desarrollo de un tumor generalmente benigno.

Quistes funcionales

Definición. Estos quistes sólo aparecen durante el período de actividad genital y están estrechamente asociados a la ovulación: su tamaño puede variar con el ciclo menstrual; desaparecen con las reglas y reaparecen al ciclo siguiente.
La forma más típica de quiste funcional es el quiste folicular, en el cual el folículo que contiene el óvulo sigue creciendo. También existen quistes del cuerpo lúteo (tejido que procede de la transformación del folículo después de la ovulación), llamados quistes luteínicos.
Tratamiento. El objetivo del tratamiento de estos quistes es inhibir la ovulación con medicamentos como los anticonceptivos orales. El o los quistes desaparecen al cabo de unos ciclos.

Quistes orgánicos

De causa desconocida, los quistes orgánicos aparecen y persisten en el ovario; sus características morfológicas no dependen del ciclo menstrual.
Definición. Hay diferentes categorías de quistes orgánicos, que se diferencian por el tipo de tejido que forma su pared y por su contenido: - el quiste seroso tiene una pared delgada y contiene un líquido fluido; - el quiste mucinoso tiene una pared más gruesa y su contenido es de consistencia gelatinosa: - el quiste dermoide es de estructura compleja y asocia diferentes tejidos del organismo. Corresponde, en realidad, a un tumor germinal (disembrioma) y se desarrolla a expensas de las células embrionarias presentes en el organismo.
Síntomas. En la mayoría de los casos, estos quistes no presentan ningún signo particular y sólo se descubren durante un examen ginecológico de rutina. Algunas veces, provocan sensación de pesadez y de tirantez en la zona pélvica, dolor durante las relaciones sexuales, anomalías de las reglas o trastornos urinarios.
Diagnóstico. El examen clínico permite apreciar una masa abdominal regular, indolora, en ocasiones móvil e independiente del útero, de la que está separada por un surco.
La ecografía por vía abdominal y por vía vaginal permite precisar el tamaño y examinar la pared del quiste (grosor, regularidad), que la mayoría de las veces es de tipo seroso o mucoso. Sólo la laparoscopia permite confirmar el diagnóstico y confirmar el carácter benigno del quiste.
Complicaciones. Los quistes orgánicos del ovario pueden complicarse en cualquier momento; por ello, la norma es la intervención quirúrgica en todos los casos.
La torsión del ovario y del quiste es una complicación poco frecuente. Cursa con dolor brusco e intenso, que se acompaña de náuseas y vómitos, y que se puede asociar a hemorragia y a ruptura del quiste. Puede haber compresión de diversos órganos (vejiga, recto, uréteres), así como infección.
Tratamiento quirúrgico. Consiste en la escisión del tumor. La intervención se lleva a cabo por laparoscopia (se introduce un endoscopio en la cavidad abdominal) o por la abertura de la cavidad abdominal (laparotomía) cuando el quiste es grande. En la mayor parte de los casos, se conserva el ovario para mantener la fecundidad.

Torsión del ovario y del quiste

Es una complicación poco frecuente y muy dolorosa, que requiere intervención urgente. Sobrecargado por el quiste, el ovario se retuerce alrededor de su pedículo.
Debido a ello, los vasos (arterias y venas) del ovario se pueden colapsar y se pierde la vascularización de la glándula, lo que provoca un verdadero “infarto” del ovario.
La operación consiste en desenrollar y luego extirpar el quiste. Cualquier retraso en el tratamiento puede ocasionar necrosis (muerte) de la trompa y el ovario afectados.
La intervención se efectúa habitualmente mediante cirugía vídeo-endoscópica.

Distrofia ovárica

Esta afección, que también recibe el nombre de síndrome del ovario poliquístico, se caracteriza por la presencia en el ovario de un gran número de microquistes (de menos de 5 mm de diámetro cada uno). Cursa con trastornos de las reglas (ausencia, irregularidad, duración prolongada) y de la ovulación, con pilosidad abundante y, en ocasiones, con un exceso de peso.
El diagnóstico mediante examen ginecológico con frecuencia resulta insuficiente y se ha de confirmar mediante ecografía pélvica y pruebas hormonales.
El tratamiento es el de los síntomas. Puede consistir en inducir la ovulación, si la mujer desea quedarse embarazada, o en iniciar un tratamiento hormonal para regular las reglas y reducir la pilosidad.

Ecografía abdominal. Esta exploración, indolora y rápida, se solicita habitualmente para confirmar la presencia de un quiste, precisar el tamaño y el tipo.

Comentar

Más información sobre este tema:


Índice alfabético

También puedes utilizar nuestra enciclopedia médica como un diccionario, accediendo a los artículos que te interesen haciendo directamente click sobre la primera letra de la palabra.


Newsletter


ciao

El test destacado

¿Y si fuera Alzheimer?

Test Salud y Bienestar

¿Y si fuera Alzheimer?

IMC
Calcula tu prcentaje de grasa corporal
Calcula tu peso ideal