Inicio  
  
  
   Enfermedades vasculares ¿Qué es?
Enfermedades genéticas
Commentar

¿Qué son las enfermedades vasculares?

La herencia y el hecho de no llevar una vida sana suelen ser la causa de las enfermedades vasculares que afectan a los ancianos.

Hipertensión arterial

Cada día, el corazón bombea alrededor de 7.000 litros de sangre con un débito que puede variar entre cuatro y medio y 24 litros por minuto. Esta sangre circula por las arterias.
La presión arterial, o tensión arterial, es la fuerza ejercida por la sangre sobre las paredes de las arterias.
Demuestra la capacidad del corazón para propulsar la sangre y hacerla circular en todo el cuerpo. Se expresa en milímetros de mercurio. La presión máxima, o presión sistólica, se observa cuando el corazón se contrae y envía la sangre a las arterias. La presión mínima, o presión diastólica, se mide después de la eyección de la sangre, durante las fases de reposo del corazón. La hipertensión arterial corresponde a una elevación anormal de la presión arterial, por encima de 160 milímetros de mercurio (tensión máxima) y de 95 milímetros de mercurio (tensión mínima), de forma permanente, incluso en reposo.
La presión arterial aumenta normalmente con la edad. Éste es uno de los grandes factores de riesgo de accidente vascular cerebral después de los 65 años. Por lo general, una vida sana – dieta justa en calorías, con poca sal y poco colesterol, y sin tabaco ni alcohol– permite recuperar una presión normal. Si estas medidas fracasan, se prescriben medicamentos antihipertensivos.

Accidente vascular cerebral

La frecuencia de los accidentes vasculares cerebrales aumenta considerablemente después de los 60 años. Provocan la interrupción de la irrigación de una parte del cerebro (trombosis o embolia cerebral) o la salida de sangre fuera del vaso sanguíneo (hemorragia cerebral). Los movimientos y las funciones controlados por la zona cerebral afectada resultan alterados. Los accidentes vasculares cerebrales dejan numerosas secuelas, que resultan invalidantes, como la parálisis de un lado del cuerpo (hemiplejía).
Son mortales en una tercera par te de los casos.

Arteritis de las extremidades inferiores

Se trata de una inflamación que afecta a las arterias de las piernas.
Se caracteriza por depósitos de grasa (placas de ateroma) en las paredes internas de las arterias. Su número y espesor aumentan con la edad. Estos depósitos dificultan la circulación de la sangre, favorecen la formación de coágulos sanguíneos y provocan dolores en las piernas.
Los hombres ancianos son los más expuestos, sobre todo si acumulan varios factores de riesgo (tabaquismo, diabetes, hipertensión arterial, obesidad, concentración elevada de colesterol y antecedentes familiares).
El tratamiento se basa, primero, en la eliminación de algunos factores de riesgo. Después, los medicamentos (anticoagulantes, vasodilatadores) pretenden frenar la evolución de la enfermedad o
limitar sus complicaciones. Como último recurso, cuando la enfermedad está avanzada, se puede utilizar un tratamiento quirúrgico (by-pass, dilatación, prótesis vascular).

Otras enfermedades vasculares

La insuficiencia cardíaca, la insuficiencia coronaria, la angina de pecho y su principal complicación, el infarto de miocardio, son frecuentes en los ancianos, pero no están específicamente aso ciadas con el envejecimiento. La herencia es un factor determinante en la aparición de estas enfermedades.
Las últimas noticias hablan de la posible causa infecciosa del infarto de miocardio.

Cáncer en el envejecimiento

La frecuencia del cáncer aumenta con la edad. A los 20 años, el riesgo de estar afectado por un cáncer es muy bajo. Entre los 30 y los 40 años, este riesgo se multiplica por dos, y aumenta en cada decenio.
Alrededor del 50 % de los cánceres se diagnostican en personas mayores de 65 años. Se trata, sobre todo, de cánceres digestivos (de colon), de mama, de próstata, de vejiga y de piel. A los 80 años, la frecuencia del cáncer de mama es 100 veces mayor que a los 30 años. Sea cual fuere la causa del fallecimiento de una persona mayor de 90 años, una exploración cuidadosa de los órganos internos revelaría –generalmente– la existencia de un cáncer de pequeño tamaño.
El cáncer de próstata, por ejemplo, se encuentra prácticamente en todos los hombres muy ancianos.

Comentar

Más información sobre este tema:


Índice alfabético

También puedes utilizar nuestra enciclopedia médica como un diccionario, accediendo a los artículos que te interesen haciendo directamente click sobre la primera letra de la palabra.


Newsletter


ciao

El test destacado

¿Y si fuera Alzheimer?

Test Salud y Bienestar

¿Y si fuera Alzheimer?

Calcula tu I.M.C
Calcula tu prcentaje de grasa corporal
Calcula tu peso ideal