Inicio  
  
  
   Cáncer de laringe y de faringe ¿Qué es?
Enfermedades digestivas y renales
Commentar

Cáncer de laringe y de faringe: ¿qué son?

Al igual que los cánceres de la boca, el cáncer de laringe y el de faringe, órganos situados en la garganta y que comunican la boca con el esófago y la tráquea, están asociados en primer lugar a la intoxicación por el tabaco y el alcohol.

Gracias a la faringe, que forma parte de las vías respiratorias (pero que también constituye, en su porción inferior, el comienzo de las vías digestivas) y a la laringe, órgano de la fonación situado entre la faringe y la tráquea, podemos tragar, hablar y respirar. Por consiguiente, un cáncer de laringe, aunque se cure a tiempo (la probabilidad de remisión es entonces más bien elevada), es muy incapacitante: el tratamiento requiere, en ocasiones, una intervención quirúrgica mutilante, la extirpación parcial o total de la laringe y de la faringe.

Cáncer de laringe

Es un tumor maligno que se desarrolla en la pared de la laringe. Afecta ante todo a personas fumadoras, por lo general entre los 40 y los 60 años. Es consecuencia de una intoxicación prolongada por el tabaco, factor cancerígeno directo. El riesgo aumenta notablemente con el consumo de alcohol.
Síntomas. El primer signo del cáncer de laringe es una modificación de la voz. Más tarde, aparece dificultad respiratoria e hinchazón de uno o varios ganglios del cuello.
Algunas veces, el cáncer se descubre con ocasión de una consulta por una inflamación crónica de la laringe (laringitis crónica).
Diagnóstico. Se basa en la toma de una muestra de tejido (biopsia) y su observación al microscopio para detectar células cancerosas.
Tratamiento. Depende de la localización del tumor, de su tamaño y de la eventual afectación de ganglios. Tres tratamientos se utilizan por separado o conjuntamente: la cirugía, la radioterapia y la quimioterapia. La intervención quirúrgica consiste en la
extirpación parcial o total de la laringe (laringectomía), asociada en algunos casos a una traqueotomía (abertura de la tráquea y colocación de una cánula para garantizar el paso del aire). Esta operación es causa de trastornos de la deglución y de la palabra, que se reeducarán después de la cirugía.
Por otro lado, después del tratamiento, el paciente ha de seguir un control médico durante muchos años para poder detectar lo más rápido posible una eventual recidiva.
Convalecencia. La convalecencia después de la escisión de la laringe no se asocia con sufrimiento físico. Depende del estado del paciente y de los cuidados complementarios que necesite (por ej., radioterapia). Por lo general, dura como mínimo un mes. Las personas sometidas a laringectomía total, necesitan apoyo psicológico por parte del médico, porque la pérdida de la voz es anímicamente muy difícil de soportar.
Pronóstico. Depende del estadio de la enfermedad y puede variar mucho de un paciente a otro. El pronóstico suele ser bueno cuando el cáncer se ha diagnosticado a tiempo. Por otro lado, toda persona que note una alteración persistente de la voz ha de consultar rápidamente al otorrinolaringólogo.

Cáncer de faringe

Los tumores de la faringe son, en ocasiones, benignos (pólipo, angioma, fibroma) pero con mayor frecuencia son malignos. Los tumores cancerosos de la porción superior de la faringe (rinofaringe) son debidos a la infección por un virus, el virus de Epstein- Barr.
Los de la porción media e inferior de la faringe (orofaringe e hipofaringe) se asocian al consumo de tabaco y de alcohol.
Síntomas. Son diversos: molestias más o menos localizadas en la faringe, dificultad más o menos dolorosa de deglución tanto de la saliva como de los alimentos, a veces la emisión de esputos sanguinolentos, exceso de saliva estancada en la garganta, modificación de la voz, hinchazón de los ganglios del cuello, etc.
Diagnóstico. Se basa en la exploración clínica y se confirma mediante la endoscopia (laringoscopia), durante la cual se toma una muestra de tejido para analizarlo en el laboratorio (biopsia).
Tratamiento. Según la localización y la extensión del tumor, consistirá en la escisión quirúrgica de la lesión, en la aplicación de radioterapia o en quimioterapia. Estos tres métodos terapéuticos pueden ir asociados. El pronóstico es muy variable; depende de la localización, del estadio del tumor en el momento del diagnóstico y de la presencia o no de ganglios afectados.

Escisión de la laringe

Recibe el nombre de laringectomía y puede ser total o parcial. Se lleva a cabo con anestesia general, y requiere la práctica de una gran incisión en el cuello. Cuando la laringectomía es total, tras la extirpación de la laringe, la tráquea desemboca en un orificio abierto en la piel de la base del cuello (traqueotomía); la respiración tiene lugar definitivamente a través de este orificio. La laringectomía parcial, que se practica
si lo permite la localización del tumor o su tamaño reducido, consiste en la ablación de una parte de la laringe: tras una fase de reeducación, el paciente puede respirar de nuevo por las vías naturales y hablar, a veces con una voz alterada.

Reeducación de la voz después de laringectomía

La laringe es el órgano de la palabra: una persona que ha sufrido la ablación de la laringe no puede hablar. Necesita un proceso de reeducación, durante el cual aprende a hacer eructos que se acostumbra poco a poco a modular. No obstante, se trata de una voz esofágica, que nunca tendrá la sonoridad de su voz anterior. Para ayudar al paciente, se pueden colocar, durante la laringectomía o más tarde, cánulas parlantes: se trata de prótesis internas que permiten controlar el aire que procede de los pulmones, para emitir una voz de sonoridad más normal.

Laringoscopia. Se introduce por la boca un fibroscopio o un tubo rígido; el médico puede observar las cuerdas vocales y la laringe mediante un microscopio binocular.

Comentar

Más información sobre este tema:


Índice alfabético

También puedes utilizar nuestra enciclopedia médica como un diccionario, accediendo a los artículos que te interesen haciendo directamente click sobre la primera letra de la palabra.


Newsletter


ciao

El test destacado

¿Y si fuera Alzheimer?

Test Salud y Bienestar

¿Y si fuera Alzheimer?

Calcula tu I.M.C
Calcula tu prcentaje de grasa corporal
Calcula tu peso ideal