Inicio  
  
  
   Jet lag: viaje en el tiempo
Buscar

Diccionario médico
  • Todas las definiciones
Servicios
  • Listas de boda
Salud y viajes
 
Tu nombre :
Tu e-mail * :
Nombre del destinatario :
E-mail del destinatario * :
Tu mensaje :
*campo obligatorio
¡Tu mensaje ha sido enviado!

Jet lag, un viaje en el tiempo

Consecuencia desagradable de los viajes a países lejanos, el jet lag, o desfase horario, nos perturba el ritmo de vida durante los primeros días en el exterior. Sin ser catastrofistas, la impresión de estar desfasado arruina siempre un poco el comienzo de las vacaciones, sobre todo cuando éstas son cortas. Existen algunos medios simples para facilitar esta transición.

Jet lag: viaje en el tiempo
© Thinkstock

Todos recordamos haber visto de niños algunas de las hazañas de Phileas Fogg al hacer su vuelta al mundo en 80 días. Persuadido de haber fracasado por un día, descubre, en el último momento, que habiendo partido hacia el este, al encuentro del sol, había ganado 4 minutos por cada grado franqueado. Como el globo terrestre tiene 360°, había pues ganado 24 horas en el transcurso de su periplo: Quod erat demonstrandum.

Hoy en día nos bastan algunas horas para pasar de un continente a otro y atravesar varios husos horarios en un solo viaje. Si la duración del vuelo es superior a 4 horas, el viajero sufrirá algunos desajustes en su reloj biológico.

Ciclos perturbados

La desincronización de los ritmos de vida habituales se manifiesta, según las personas, por medio de insomnio, fases de vigilia en medio de la noche, pérdida de apetito y desarreglos gastrointestinales. Todos esos síntomas provocan fatiga generalizada y una baja de la atención así como del rendimiento intelectual y manual.

Aunque los efectos se atenúan al cabo de algunos días, se estima que se necesita una decena de días para completar la adaptación. De forma general, se estima que es más fácil recuperarse cuando se viaja hacia el oeste que hacia el este. En dirección norte y en dirección sur, las transiciones son menos difíciles pues se sigue estando más o menos en el mismo huso horario.

Esos problemas se deben a la desregulación del ritmo circadiano (ritmo biológico de 24 horas) y del ritmo del sueño que se produce a nivel del hipotálamo. Ambos sufren la influencia de nuestro ambiente natural, como la luz y social, como la hora de irse a dormir (que a menudo no respeta nuestros ciclos biológicos).

Prepararse para el viaje

Los efectos indeseables del desfase horario pueden reducirse anticipando los cambios que vivirás una semana antes de marchar. El método practicado más a menudo consiste en adelantar el reloj una hora por día para adoptar progresivamente la hora local del destino.

También se puede retrasar cada día una hora el momento de irse a dormir y el despertar, como si ya estuvieras viajando. Sobre todo, hay que partir descansado, si no, la acumulación de la fatiga será más difícil de llevar. A bordo del avión y los primeros días, evita las bebidas alcohólicas, así como todo alimento excitante (café, sodas, cafeína, té, tabaco, especias, vitamina C, etc.) que impiden dormir.

Una vez en destino

Se desaconseja hacer una siesta, ya que esto no hará más que confirmar el desfase en el cuerpo. Algunos profesionales de salud recomiendan también limitar las exposiciones al sol al comienzo del viaje. Por el contrario, si la duración de la estadía es inferior a tres días, se recomienda conservar en la medida de lo posible los horarios de las comidas.

Para las personas que sufren dificultades de adaptación, la melatonina, una molécula que no se comercializa en Europa pero que se encuentra fácilmente en Estados Unidos, tiene un papel interesante. Se trata de una hormona secretada durante la noche por una pequeña glándula del cerebro. Esta secreción influye profundamente en nuestros ritmos biológicos. Tomar una dosis una hora antes de irse a dormir facilita el adormecimiento.

Por el contrario, deben evitarse los somníferos a base de benzodiacepinas, pues se corre el riesgo de caer en un estado de sopor. Última solución para quienes no sufren de mareos y tienen tiempo: viajar en barco para aclimatarse suavemente.

M. Ozanam

Comentar
05/09/2012

Más información sobre este tema:


Newsletter


ciao
Foro Vida práctica

El test destacado

¿Y si fuera Alzheimer?

Test Salud y Bienestar

¿Y si fuera Alzheimer?

IMC
Calcula tu prcentaje de grasa corporal
Calcula tu peso ideal