Inicio  
  
  
   Tabaco: ¿Cómo sobrellevar la recaída?
Buscar

Diccionario médico
  • Todas las definiciones
Servicios
  • Listas de boda
Dejar de fumar
Commentar

Has vuelto a fumar: ¿Cómo sobrellevar la recaída?

Te has decidido a dejar de fumar. Lo has conseguido durante un tiempo pero has vuelto a caer… ¿Debes por eso olvidar todos tus esfuerzos? No. Las probabilidades de una abstinencia durable aumentan en cada nuevo intento. Es sólo cuestión de no dar pasos en falso.

Tabaco: ¿Cómo sobrellevar la recaída?
© Thinkstock

Lo primero es no dramatizar, recaer es normal, forma parte del proceso de abandono del tabaco. La adicción a la nicotina y el hábito de fumar son tan fuertes que a veces son incontrolables. La próxima vez seguro que es la definitiva.

Aprendemos de nuestros errores. De modo que tómate un rato para reflexionar acerca de las situaciones que te incitan a encender un cigarrillo. El estrés, una emoción fuerte, el aburrimiento, el café de después de comer, salir de copas… ¿Son éstos factores condicionantes? La gente que te rodea, ¿es más bien permisiva o intransigente con el tabaco? Ojo con el alcohol: desinhibe y nos hace flaquear ante un deseo inesperado.

Guiado por la experiencia adquirida, imagina las maneras de no sucumbir la próxima vez. Practica en casa una terapia cognitivo-conductual, que consiste en modificar tus pensamientos y tu comportamiento en relación al cigarrillo.

Trabaja la motivación

Piensa en los aspectos positivos de dejar de fumar: por ejemplo, en lo bien que te olerá la ropa, el pelo, el aliento… Seguro que es algo que se te ha cruzado por la cabeza… Hazte una lista de los beneficios y repítela como si fuera un mantra.

Durante un proceso de desintoxicación adecuado, es decir, con ayuda de sustitutos adaptados a la dependencia, la persona no debería estar deprimida ni enervada, así como tampoco más delgada o más gorda. Algunos harán uso de “muletas” inofensivas como la hipnosis o la acupuntura.

¡Ponte manos a la obra!

Gracias a las recaídas o, mejor, al “éxito diferido”, has aprendido mucho. Por ejemplo, que, frente a la nicotina, no eres tan fuerte como pensabas, de modo que la próxima vez recurrirás a los sustitutos adecuados.

Si has tenido una recaída menor, fuma siendo consciente de los factores que te incitan a hacerlo. No te excedas, continúa respetando las obligaciones que te habías impuesto, por ejemplo, no fumar en el coche. Si has tenido una recaída importante, intenta dejarlo progresivamente.

Dr. B. Blond

Publicado el 26/11/2010Comentar

Más información sobre este tema:


Newsletter


ciao

El test destacado

¿Y si fuera Alzheimer?

Test Salud y Bienestar

¿Y si fuera Alzheimer?

IMC
Calcula tu prcentaje de grasa corporal
Calcula tu peso ideal