Inicio  
  
  
   Perforación de tímpano
Buscar

Diccionario médico
  • Todas las definiciones
Servicios
  • Listas de boda
Audición
Commentar

Tímpano: ¡atención, frágil!

La perforación del tímpano es un problema frecuente. ¿Cómo se manifiesta?¿Qué tratamientos existen?¿Qué riesgo comporta? El otorrinolaringólogo Jean-Marc Juvanon, miembro de la Sociedad francesa de otorrinolaringología (SFORL), responde a nuestras preguntas.

Perforación de tímpano
© Thinkstock

La perforación del tímpano puede ser consecuencia de una otitis o de un traumatismo. En la mayoría de los casos, el tímpano se repara solo. Pero si la membrana no se reconstruye espontáneamente, entonces puede realizarse un trasplante de tímpano.

Tímpano perforado: causas

“La perforación del tímpano, membrana muy fina que recoge los sonidos, puede responder a un traumatismo producido, por ejemplo, por un bastoncillo”, indica el doctor Juvanon. Y agrega que otras causas posibles son las otitis: “Hay un derrame detrás del tímpano que ejerce presión sobre éste, el cual termina por perforarse. El pus entonces pasa por el agujero que se ha formado”. Otras veces, el tímpano puede romperse durante una explosión muy fuerte o cuando se practica submarinismo. “Si la presión no se equilibra bien, la membrana, excesivamente tensionada, se quiebra”, explica el médico. La presión del avión raramente ocasiona una perforación del tímpano, pero cuando sucede suele ser durante el aterrizaje.

Tímpano perforado: síntomas

“La perforación muy importante provoca mucho dolor”, puntualiza Juvanon. “Una perforación más pequeña es la que puede tener lugar durante una otitis crónica, cuando el tímpano se repliega sobre sí mismo hasta romperse”, agrega el médico. “La pérdida de audición es relativamente baja si la perforación es pequeña. En cambio, si el tímpano se destruye en más de dos tercios, la pérdida auditiva puede ser de 20 o 30 decibelios”.

Tímpano perforado: tratamiento

“Después de un traumatismo la membrana se recupera sola en la mayoría de los casos”, indica Juvanon. Pero puede suceder que la perforación sea tan importante que el tímpano no logre cerrarse por sí solo: es lo que sucede cuando la persona padece otitis de manera repetitiva. Algunas perforaciones son peligrosas porque en lugar de afectar al centro de la membrana afectan a sus bordes, y la cicatrización no tiene lugar en este tipo de roturas. “Esto puede dar lugar a un colesteatoma, acumulación de pieles muertas que puede destruir los huesos del oído y que suele ser motivo de cirugía. Cuando el tímpano no cicatriza solo se recurre a un trasplante, que en realidad se hace mediante elementos del propio cuerpo del paciente: quitamos una capa muy fina de cartílago del pabellón auricular o un trozo de la membrana que recubre los músculos, la aponeurosis”, indica el médico. Si los huesecillos también se han roto, pueden reconstruirse igualmente.

¿Cómo proteger el tímpano?

  • Es importante vigilar a los niños, pues a veces, jugando, se introducen objetos en el oído.
  • También es primordial reducir los episodios de otitis infantil. “Existen vacunas antimicrobianas para ello”.
  • Hay que evitar los bastoncillos. Para limpiar los oídos es mejor utilizar un kleenex o el dedo meñique.
  • En el avión o bajo el mar es fundamental equilibrar la presión. “Basta con taparse la nariz y enviar el aire a los oídos”.

A.-S. Glover-Bondeau

Publicado el 10/05/2012Comentar

Más información sobre este tema:


Newsletter


ciao

El test destacado

¿Y si fuera Alzheimer?

Test Salud y Bienestar

¿Y si fuera Alzheimer?

IMC
Calcula tu prcentaje de grasa corporal
Calcula tu peso ideal