Inicio  
  
  
   Los malos tratos a ancianos
Buscar

Diccionario médico
  • Todas las definiciones
Servicios
  • Listas de boda
Malos tratos y violencia en el ámbito de la familia
 
Tu nombre :
Tu e-mail * :
Nombre del destinatario :
E-mail del destinatario * :
Tu mensaje :
*campo obligatorio
¡Tu mensaje ha sido enviado!

Los malos tratos en las personas mayores

Los motivos esgrimidos pueden ser múltiples: en la mayoría de ocasiones, es la gran dependencia que padecen las personas mayores de sus cuidadores lo que acaba “quemando” a éstos últimos. Lo cierto es que no es infrecuente que una persona mayor padezca malos tratos, precisamente, procedentes de aquellas personas que más los quieren. Se trata de un problema social, donde no todo es blanco o negro…

¿De qué estamos hablando?

Los malos tratos a ancianos
© Thinkstock

La Declaración  de Toronto (17 de noviembre de 2002) definía el maltrato a las personas mayores de la siguiente manera: Es aquel acto, aislado o mantenido en el tiempo, o bien la ausencia de una acción necesaria por nuestra parte (negligencia) dentro de cualquier relación con una persona mayor basada en la confianza. Como consecuencia de esta acción/omisión la persona mayor ha de padecer daño físico o angustia.

Por tanto, en este concepto quedarían englobados el maltrato físico, psíquico, emocional, sexual, económico, o bien la ausencia de cuidado o atención (omisión o negligencia).

La revista Jano situaba la incidencia de este maltrato en uno de cada cuatro ancianos (entendiendo por tales las personas mayores de 65 años), cuidadas en su domicilio por otra persona (cuidador), y muy dependientes a la hora de realizar las funciones básicas de la vida diaria (comer, ir al lavabo, vestirse, ducharse…).

Existe una escala, la denominada Escala de Barthel, que evalúa el grado de dependencia de una persona en función de la necesidad de acompañamiento a la hora de realizar todas esas funciones.

¿Existen factores de riesgo que hagan más probable el maltrato?

En el artículo publicado por la revista Jano al que hacíamos referencia previamente, cuanta mayor edad y mayor grado de dependencia de la persona susceptible de recibir cuidados, mayor era la frecuencia de maltrato recibida.

Otro factor de riesgo posible, y que origina un maltrato frecuente en la sociedad (el sexo), aquí no se revelaba como relevante.

La situación clínica, o mejor dicho, el motivo que llevaba a la persona a ser dependiente, sí que tenía relevancia a la hora de generar o no maltrato. Así, las personas afectas de enfermedades oncológicas (tumores) avanzadas, de mal pronóstico, recibían mejores cuidados que aquellas personas con enfermedades degenerativas en las que, por así decirlo, no se veía cerca un final (demencias de todo tipo y otras enfermedades neurológicas, por ejemplo).

¿Cuál es la frecuencia de cada tipo de maltrato?

Según datos publicados por la misma revista Jano unos meses más tarde, unos 300.000 ancianos (un 5% del total en España) recibían algún tipo de maltrato. El tipo más frecuente era la negligencia en el cuidado y la atención por parte de sus cuidadores (hasta un 49% del total). Existe abuso físico hasta en un 25% de las situaciones; psíquico en un 30%, y económico en otro 30% de los casos.

En más de la mitad de los casos, los maltratadotes eran los hijos; y, hasta en un 10% de estos casos, el cónyuge de éstos también participa.

Por clases sociales, no habían distinciones importantes: El maltrato hacia la persona mayor se produce en todas ellas.

¿Cómo podemos intuir que se está produciendo un caso de maltrato hacia un anciano?

En el caso del maltrato por omisión, los signos pueden ser múltiples: En muchas ocasiones, el anciano irá inconvenientemente vestido (es especialmente útil, en este caso, comparar su vestimenta con la de su cuidador), poco aseado, o desnutrido.

En el maltrato físico, tal y como también podíamos comprobar en los casos de maltrato a la infancia, la presencia de hematomas en diferentes momentos evolutivos (diferente coloración), o la aparición de fracturas de forma sospechosamente frecuente, pueden hacernos pensar que la persona está siendo maltratada.

Si el maltrato ha sido psicológico, la persona suele mostrar síntomas que, en otras circunstancias, podrían catalogarse como de depresión: Insomnio poco susceptible al tratamiento médico, falta de apetito, miedos, angustias, crisis ansiosas, llanto o irritabilidad aparentemente sin motivo…

La importancia de proteger también al cuidador

Es curioso que la mayoría de los casos de maltrato a un anciano proceden de una mujer. Esto es fácil de entender desde el momento que la mayoría de los cuidadores de las personas ancianas son mujeres; ya sean hijas, ya esposas (la calidad de vida en la mujer anciana suele ser muy superior a la del hombre).

Y el motivo principal de ese maltrato suele ser que el cuidador ya se “ha quemado”. Tanto tiempo al cuidado de la persona dependiente, sin ver un final aparente, puede hacer desesperar a cualquiera. De ahí la importancia, sobre todo por parte de los servicios sanitarios, de “cuidar al cuidador”, para evitar que claudique. En este sentido, preguntarle si necesita algo, si podemos apoyarle de alguna forma, o si hemos de ponerla en contacto con los servicios sociales (trabajador/a social, por ejemplo), puede ayudarle, renovarle el ya maltrecho ánimo.

También existe un test, el denominado test de Zarit que permite evaluar el grado de claudicación por parte de un cuidador. Recordaremos, de un artículo publicado hace meses en nuestro portal. De ahí la importancia de detectar esta situación.

El 15 de junio es el Día Internacional de la Concienciación sobre el Abuso y el Maltrato a la Vejez

Desde 2006, éste es el día elegido para la concienciación respecto a este problema. ¿Era necesario un día dedicado a tal empeño? Pues la verdad es que, según los datos manejados por los distintos estamentos competentes, teniendo en cuenta el evidente infradiagnóstico (existen, todavía, muchísimos casos, un alto porcentaje de ellos, por diagnosticar), y que la población es cada vez más anciana, la concienciación respecto a este problema se hacía cada vez más necesaria.

¿Cómo es el maltratador tipo?

Según una guía publicada en 2007 por la Fundació Viure i Conviure de Caixa de Catalunya, y que recibió el nombre de “Guía Prevenir y Actuar contra los maltratos a personas mayores”, el maltratador típico es una persona con algún tipo de enfermedad mental o adicción, que convive con el maltratado, y depende económicamente de él. Son personas, según el citado informe, con baja autoestima, y desbordados por la sobrecarga que supone cuidar a la persona dependiente.

Un decálogo de buenas acciones contra el maltrato a las personas mayores

Un proyecto denominado “Ponte en su piel. Tu opinión marca la diferencia”, llevado a cabo mediante preguntas a través de internet, que recibió más de 5000 visitas, permitió construir un decálogo contra el maltrato a los mayores. Este decálogo incidía, además, en diversas áreas de la vida del anciano: en la atención a su salud, en la realización de las denominadas actividades básicas (aquéllas de las que hablábamos antes cuando hacíamos referencia al test de Barthel), a sus relaciones sociales, y a los denominados derechos como persona de todo anciano (dignidad y libertad).

Un maltrato que no sólo se produce en el hogar

En diversos estudios llevados a cabo hace ya algunos años, quedaba constancia que, contra lo que pudiera parecer inicialmente, el maltrato a la persona mayor no era algo limitado al ambiente familiar. Más bien al contrario. Al parecer, se trataba de un problema mucho más frecuente en los hospitales (en especial, aquellos centros sociosanitarios, de convalecencia tras una intervención quirúrgica, por ejemplo) y en las residencias de larga estancia, que en los hogares de las personas dependientes. Choca el hecho que, precisamente las personas más preparadas para el cuidado de este tipo de paciente, sean las que menos atención les prestan. Aquí es evidente que la masificación de muchos centros para las personas mayores tiene una parte de culpa no pequeña.

Comentar
13/06/2014

Más información sobre este tema:


Newsletter


ciao

El test destacado

¿Y si fuera Alzheimer?

Test Salud y Bienestar

¿Y si fuera Alzheimer?

IMC
Calcula tu prcentaje de grasa corporal
Calcula tu peso ideal